Nahuel Aninao

Wanchope tuvo revancha a una temporada floja en la Primera del Tigre, volvió a Reserva y con una avivada marcó el gol que clasificó a Rivadavia a semis de Copa Neuquén. Merecido lugar en la sección Figuras de 299Deportes.

“Tuvimos revancha, volví para tomar revancha porque no me salían los goles y que mejor que marcar ahora en cuartos” dijo el goleador tras eliminar a Petrolero Argentino en la Copa Neuquén de Reserva. Nahuel Aninao fue el héroe de la tarde del sábado con un gol a los 30 minutos del complemento de la llave de cuartos, en un partido que fue casi todo del Naranja. “Se nos inclinó un poco la cancha pero con el esfuerzo de todos pudimos ganar el partido” opinó.

Restaban 15 para finalizar un partido vibrante que tuvo demasiado roce y poco juego, pero que vio a Petrolero mejor en la tenencia y ataque. Sin embargo el Matador abusó del toque corto y quedó encerrado en el fondo con un pase comprometido para el arquero José Alegría que intentó salir con su lateral derecho, pero Aninao adivinó la intención, anticipó al defensor y marcó el único gol del encuentro que llevó a Rivadavia a las semifinales de Reserva.

La categoría viene de ser campeona en el Lifune B 2017 y se rearmó tras la fase de grupos, con algunos de los jugadores que estuvieron en el plantel de Primera, entre ellos, Aninao. “No arrancamos bien la copa pero pusimos el pecho y estamos logrando cosas como estas” sostuvo y agregó “se habían sacado a algunos jugadores para llevar a Primera, pero los chicos que quedaron en Reserva hicieron un buen trabajo”.

La cuarta del Tigre sueña con un festejo más antes de cerrar el año y su goleador manifestó que “este es un grupo que siempre quiere dar pelea”.